viernes, 6 de noviembre de 2009

escasez de lluvias y hambre en el norte

Mali está pasando un mal momento debido a la caída irregular de las lluvias que, según explican desde Acción contra el hambre "se han retrasado este año un mes y medio y han llegado de forma errática, provocando inundaciones en algunos puntos, mientras en otros no ha caído una sola gota".

Especialmente afectada se encuentra la zona norte del país, una zona ya de por si seca y desértica, cuyas carencias se agudizan con la escasez de lluvias. Entre los pueblos afectados, los tamasek, un pueblo nómada que ha perdido gran parte del ganado, del que depende su superviviencia. Distintas ONGs ya están actuando para paliar en lo posible los catastróficos efectos de la sequía.

Leer más:


-Nómadas del norte de Mali sufren hambre y pérdida de ganado por falta de lluvias.

-Intervienen de emergencia en Mali para intentar acabar con el hambre.

- Acción contra el hambre atiende en Malí a más de 16000 personas en riesgo de desnutrición.


*Fotografía: niño recogiendo del suelo granos de maíz, El Mundo.