sábado, 27 de marzo de 2010

La radio de Batuma

Inés París es una directora de cine española que, junto con otras cuatro, participa en el ciclo "Ellas son...África", dentro del proyecto "Mujeres por un mundo mejor". Cada una de las directoras rueda una historia en un país africano, en el caso de Inés París es Malí, sobre las pequeñas cooperativas que las mujeres malienses han creado para la distribución del karité.
Chus Gutierrez, Laura Mañá y Patricia Ferreira ruedan sobre Mozambique, Etiopía y Namibia. El documental está a punto de estrenarse.
La directora nos habla de La radio de Batuma:

Mi historia se titula “La radio de Batuma” y relata como una niña de doce años, cuyo único bien es una radio, ayuda a su madre a crear una cooperativa de mujeres dedicada a la comercialización de la manteca de karité. El karité, que aquí se llama “chii” es un árbol salvaje lo cual tiene una ventaja enorme para las mujeres: no tienes que ser propietaria de la tierra donde nace para utilizar su frutos (las mujeres en este país no poseen la tierra que cultivan, es de sus padres, maridos o hermanos). La industria del chii (que significa vida) ha dado autonomía y una posibilidad de futuro a muchas mujeres.

Como os podéis imaginar rodamos gran parte del material en el campo (la sabana africana). Es un paisaje amable, que atraviesan bellísimos caminos de arena roja, sembrado de cacahuetes y mijo. Las condiciones de vida de mis “actrices” son espeluznantes: ayer una de ellas dio a luz inesperadamente y, tras llevarla a una “maternidad”-colchones de latex, la luz de una bombilla temblorosa-ninguna condición higiénica-supimos que era su tercer hijo ¡a los 17 años!

El equipo español- director de foto-sonidista-una persona de producción-un ayudante de cámara y yo-pasamos horas, en las demenciales carreteras a Bamako, discutiendo sobre el respeto a las diferencias culturales y la “mirada occidental”. Yo lo tengo clarísimo: los derechos humanos ¡derechos de las mujeres! lo son para todo el mundo. Y no hay tradición cultural ni otras gaitas que pueda justificar la crueldad y falta de derechos de las mujeres.

Las que veis en la foto son campesinas de la zona de Sibi. Gracias a ellas he vivido un momento inolvidable: cuando rodábamos su camino de regreso al pueblo tras la recolección del karité, les pedí que cantasen una canción. Atardecía y esa mujeres, cargadas con sus cestas, entonaron juntas una canción tradicional que habla del placer del trabajo bien hecho. Fue uno de los momentos más emocionantes de mi vida. ¡Saludos a todas desde Africa!

Avance del documental:

’Ellas son... África’, ejemplos de mujer


jueves, 25 de marzo de 2010

aprender bambara

El grupo étnico predominante del país son los bambara o bamana. El idioma bambara o bamanankan pertenece a las lenguas de origen Mandé y es la segunda lengua más hablada en Malí después del francés. De los 10 millones de personas que hablan bambara, más de 270 mil pertenecen a esta etnia. El bambara tiene una similitud muy grande con el dioula, también muy hablado en el país.















El bambara ha tenido a lo largo del tiempo distintos sistemas de escritura, además de la latina. Hoy en día, los hablantes de bambara en Malí usan el alfabeto N’Ko. Es un sistema de caracteres ideado por Solomana Kante en 1949 como un método de escritura para las lenguas Mandé de África occidental. N’Ko significa “yo digo” en todas las lenguas mandé. Este alfabeto se empezó a emplear al principio en Kankan, Guinea y desde allí se diseminó por distintos sectores del mundo de habla Mandé en África occidental.
Esta página está dedicada al aprendizaje básico del alfabeto N´Ko. Tened en cuenta que esta es la grafía utilizada por los hablantes de bambara, pero también convive con la transliteración al alfabeto latino, que es más facilmente entendible por un occidental.
A continuación dejo unos enlaces para iniciarse en este idoma. Si vamos a viajara a Malí es recomendable, además de unas nociones de francés, conocer algunas palabras en bambara, más por cortesía que por otra cosa.
En internet:

En papel:
- Parlons bambara, langue et culture (en francés).En mi opinión muy completo, va intercalando información cultural y étnica sobre el país.

lunes, 1 de marzo de 2010

la adopción en Malí

Malí es un país de población mayoritariamente musulmana, y por ello promueve pocos niños en adopción internacional. Hay pocos abandonos, de hecho el abandono está penado por la ley del país. La mayor parte de los abandonos se registran en la capital Bamako, y alrededores. Tienen su origen en mujeres jóvenes que acuden temporalmente a trabajar a la ciudad desde otras poblaciones. Si caen embarazadas se encuentran con graves problemas para quedarse con su hijo, ya que serían objeto de desprecio al regresar a sus aldeas de origen. Por este motivo gran parte de los abandonos se realizan tras el nacimiento o poco después.
Hay otras causas de abandono, pero son las menos, pues en caso de muerte o enfermedad terminal de la madre el niño suele ser acogido por la familia extensa. También existen los acogimientos de menores por sus vecinos, un sistema que se da además en otros muchos países africanos y que, por suerte, disminuye la salida de los niños en adopción internacional.

En principio Malí no cede niños en adopción internacional si éstos superan los 5 años de edad, ya que consideran que a partir de esa edad el niño está ya muy vinculado a su idioma, costumbres y cultura y no es conveniente el desarraigo de su entorno. La adopción es plena. Malí ratificó el Convenio de la Haya en septiembre de 2006.

Hay dos vías para adoptar en Malí desde España:

- A través de Ecai : IPI y Mundiadopta. (visitar páginas web).

- A través de Protocolo público. Esta última vía consiste en dejar en manos de la administración maliense la aprobación del expediente en comisión y la posterior asignación, siguiendo el camino que ha marcado Francia a través de su agencia pública de adopciones (AFA). Una vez aprobados en comisión se necesitan únicamente los servicios de un abogado para resolver la documentación del menor. Las tarifas del abogado, según la Asociatión d´Avocat du Mali y la embajada, que pueden facilitar referencias al respecto, oscilan entre 1500-3000 euros máximo. Es el único coste que requiere la adopción. No son necesarios representantes, pediatras, etc, pues es la Direction Nationale de la Promotion de l´Enfant et la Famille quien realiza la asignación (normalmente del orfanato público estatal) y proporciona los datos médicos del menor, sin permitir allí intervención alguna de un pediatra privado.

Tampoco se necesita el apoyo de ninguna entidad para adoptar, excepto en el caso de las tramitaciones por Ecai. Se recomienda consultar los costes oficiales para evitar pagar conceptos totalmente innecesarios que pueden llevar a caminos inciertos en el proceso adoptivo. Los franceses suelen dejar un donativo al orfanato estatal que oscila entre 300 y 600 euros. En todo caso es voluntario.

Los tiempos de espera son relativamente largos, oscilan entre el año y medio y los tres años, en función de cuándo tenga lugar la comisión que selecciona los expedientes para su asignación. Normalmente la comisión se reúne dos veces al año, pero en los últimos años sólo ha habido una comisión anual: las últimas en enero de 2007, octubre de 2008 y septiembre de 2009. Hay muchos expedientes franceses en espera y el número de adopciones sigue siendo limitado, lo que influye en los plazos de asignación.


Enlaces de interés:

- Información sobre los requisitos: ficha del Ministerio de Sanidad y Política Social.

- Code de la parenté (Código de familia de Malí, en francés). Actualmente están considerando cambios en el mismo.
- Demisenya. Association des familles adoptives d´enfants du Mali (Asociación de familias adoptivas de niños de Mali, Francia).

- Adoptar en Malí: Parasaber.com.

*Fotografía: Ferdinand Reus.